• maaya

2019 ya está AQUÍ

Estas fechas siempre son “especiales”; acabamos de cambiar de año y eso hace que sea el momento perfecto para hacer dos reflexiones que nos parecen fundamentales.


1. Hacer balance del año que acaba de pasar (2018)

Cuando empezamos un nuevo año es importante mirar hacia atrás, recordar todos los logros, los acontecimientos (a nivel profesional y laboral) y pensar en las cosas que hemos hecho bien o no tan bien, y sobre todo en lo que podemos (y debemos) tratar de mejorar.

Se trata de una visión muy global del año, pero que te dará perspectiva y una base sobre la que fijar los objetivos de cara al nuevo año.


2. Listado de objetivos

Una vez hecho este “balance” es fundamental rematarlo con este segundo paso: marcarse unas metas claras.

¿Qué quieres lograr este año? ¿Dónde quieres llegar? y, ¿Cuáles son los pasos para lograrlo?

En este punto se ambicioso a la par que realista, recuerda que las cosas llevan su tiempo y que, en cualquier caso, el ESFUERZO debe ser la constate en tu día a día.


Ahora sí, si aún no has hecho este ejercicio, te animamos a que busques un hueco en tu agenda, tomes asiento, cojas papel y lápiz y comiences a escribir.



¿TE VIENES?

Networking

Formación

Inspiración

CONTACTA CON NOSOTROS

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco